Mezcal on the Rocks _ 05 . 02 . 2018

 

Soy un crédulo, si, de esos que espera que el arte salve al humano de su propia destrucción y desgracia; si, de esos que pasa horas tratando de entender el porque el movimiento de un trazo sobre un lienzo o el sonar de una nota en alguna pieza musical. Soy crédulo más no iluso y entiendo que el humano necesita antes que el arte entender el porque de su paso por este mundo, y así, sólo así, podrá entonces saber que el arte es una opción que se nos presenta palpable y calara para poder sonreír.

Si, soy un crédulo que tiene fe en el color, el sonido, el movimiento, la luz y la figura, porque necesitamos hoy más que nunca poder salvarnos de el cotidiano que nos absorbe y nos mastica para alimentar sus noticias, sus costos, los egos y lo que algunos llaman nuestro futuro.

Son varios ya los días en los cuales observo como el arte se integra, o mejor dicho, los llamados líderes de comunicación buscan integrar a los medios masivos como una noticia más, de esas que se llaman de espectáculos, haciendo de la acción creativa algo vacío y frío, como hablando de un hecho más que resulta aislado de un todo y siendo sólo un modo de llenar páginas blancas o minutos muertos. No estoy en contra de que se generé periodismo cultural, al contrario, me agrada la idea de que cada vez más las actividades artísticas ganen horas y páginas en los medios de comunicación, lo que si me pone un poco molesto es que hablen de dichas actividades como algo que sucede así, como relleno de un cotidiano caótico.

Si, soy un crédulo de que el arte puede salvarnos, por eso cuando veo a “periodistas” hablar de que requieren cierta cuota de notas culturales para cumplir con su trabajo me pongo triste, porque entonces veo como las artes se vuelven parte de un entretenimiento vulgar.

Soy crédulo, más no iluso, por eso estoy seguro que necesitamos hablar más de arte y menos de espectáculos, por eso creo que requerimos quitar a los especialistas de las vitrinas de opinión y jubilarlos en algún Vips; por eso apuesto por hacer un periodismo cultural de calidad, de ese que hable de técnicas y escuelas, de ese que invite a visitar una exposición, de ese que te lleve a disfrutar de un recital.

Soy un crédulo y por eso hoy presento “Mezcal on the rocks”, columna de análisis y desarrollo cultura que publicaré todos los lunes en la web de “Contracultura, Cultura y… Rock” y en la cual, desde mí muy crédula idea de que el arte nos puede salvar, aportaré mi visión sobre lo que es considero debe ser el desarrollo de un claro y analítico periodismo cultural.


Rolando Cantú|CHARCO


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *