¿Seré necio?

¿Estaré tomando la decisión adecuada? Es lo que me he preguntado las últimas semanas cuando hago recuento de lo que hemos trabajado para dar voz e identidad a Contracultura, Cultura y… Rock. Y es que, en un ejercicio de honestidad, hacer periodismo cultural en el país es una tarea de resistencia, valor y mucha terquedad ya que, más que una oportunidad para generar un dialogo entre ciudadanía y creadores, se nos ve a los que lo hacemos (o intentamos hacerlo) como agencia de promoción para cualquier actividad “creativa” o “innovadora” que el artista en turno que te busco realiza, y en caso de no promocionar o halagar su trabajo es casi seguro que digan que “eres un ignorante” o peor aún, que “eres un vendido del gobierno”.

Y hablando del gobierno, los que dicen llevar la administración cultural no están lejos a comportarse igual o peor que los creadores; creen siempre tener la razón, sus programas de desarrollo artístico son perfectos, nunca equivocan en el destino de los recursos y una lista de enorme de atributos que según ellos, les hacen ser capaces de enfrentar cualquier crisis cultural o artística que se presente, y en caso de que fallen, es un error plenamente calculado. Si, así de incongruentes suenan y peor aún, cuando les haces ver su error, te vuelves digno de ser marcado como la peste y lo mejor que pueden hacer es mantenerte a distancia de toda información que puedan generar ya que es casi probable que la “critiques porque estas ardido ya que no pudiste lograr un convenio publicitario con ellos”.

Entonces, la pregunta sigue. ¿Estaré tomando la decisión adecuada?. Y es que, si en México es complicado hacer periodismo cultural imaginen lo complicado que es hacerlo en un pueblo como Zacatecas, patrimonio cultural de la humanidad, tierra de poetas y músicos, de artesanos, orfebres y artistas plásticos, con tradición barroca y… Si, lo imaginaron, es un verdadero fastidio por no decir que es un verdadero dolor de huevos.

En Zacatecas el hacer periodismo cultural es ser cómplice de la mediocridad, ya que, si quieres mantenerte en el radar de el mundo “intelectual y creativo” no debes por nada del mundo criticar a sus vacas sagradas, mucho menos, marcar los errores en su producción y sobre todo, no debes por nada del mundo decir que el gobierno es un fracaso en materia cultura y turística. Si, en Zacatecas todo es tan perfecto que acá las artes se rigen por modas y no por conceptos. Insisto.

¿Estaré tomando la decisión adecuada?. En verdad no se.

Pero.

Si, hay un pero.

La verdad es que soy bastante necio (unos me llaman “hijo de puta”) y pese a que en las últimas semanas hemos sido intermitentes en este proyecto creo que lo mejor es continuar con el, ya que, al final de la jornada, lo que más importa es que “Contracultura, Cultura y… Rock” surge como una necesidad personal de lograr ser un vinculo entre creadores y público, dar una identidad honesta y real a las artes, pero sobre todo, de generar un foro de análisis, crítica e información y si en el camino incomodamos a alguien, pues que creen, no nos importa. Nos vemos en unos días con un nuevo Vlog y nos leemos en otros más en el Blog.


Rolando Cantú|CHARCO _ estoesccr


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *