Cultura «Fifí» en Zacatecas.

Pues… Es que ya no se si reír, llorar o darme un tiro.

A ver, pues en que siglo vivimos, ya no entiendo que sucede en Zacatecas, siendo especifico en los municipios de Guadalupe y Fresnillo donde todo parece que entre más retrograda sea el pensamiento más moderno es el evento.

Y es que no han pasado ni 10 días en los que expusimos el nivel de corrupción y nepotismo con el cual trabajan los temas de las artes y la cultura en sus respectivos municipios que lo volvieron a hacer, así, a lo torpe, sin decir agua va y evidenciando que, lo suyo lo suyo es más el nepotismo que el buen gobernar.

¿Creen que me equivoco?

Pues no, y como dice el dicho, “para muestra un botón”.

En esta ocasión iniciemos con Guadalupe, municipio que en los últimos días nos ha querido vender su Festival Artístico y Cultural de Julio (hablamos del mes no de el alcalde) como la gran «innovación artístico cultural» que dará identidad a sus habitantes, discurso que dista mucho de la realidad. Pero bueno, continuemos. La cosa es que en ese innovador Festival Cultural cuyo beneficiario es a toda luz un empresario de la región y no el pueblo que en ella habita ha iniciado a promocionar de manera individual cada una de las actividades que conforman el programa de tan limitado (por no decir mediocre) evento, invitando así, de esta manera, a que la gente asista y sea parte de la fiesta que Julio organizó bajo su nombre (oh perdón, el mes) y disfrute de los conciertos y recitales, como el de Darenka Chávez y Sergio Guillermo Ruíz con el que se inaugura dicho festival y al cual, para ingresar, hay que cumplir con un “Código de Vestimenta” que en caso de no ser cumplido no se podrá ingresar al evento, y es que hay que cuidar la apariencia, no se le vaya a ocurrir a un desalineado “chairo” ingresar al concierto y dar mal aspecto a tan burgués y descolorido recital. Elitismo al más puro estilo de la clase política del siglo pasado.

En fin.

Y en Fresnillo. Pues ahí las cosas suceden de la misma manera si no es que peor, y es que, al parecer Saúl Monreal tiene en claro que es momento de pagar favores políticos y porque no, ayudar a viejos amigos y al clásico estilo de la edad media ha decidido nombrar un pintor «de la corte» el cual ilustre las aventuras de los fresnillenses durante los próximos años; desgraciadamente ese “pintor” es medianamente malo y poco le importa la gente, el arte, la cultura y Fresnillo. Si, hablamos de José Esteban Martínez, personaje que se autodenomina artista plástico, cineasta y diseñador gráfico y que su fama no trasciende más allá de mediocres colecciones de politiqueros que en su afán de no dejar al descubierto su poco conocimiento de arte acuden a este personaje a comprarle obra en sobrevalorados precios que al paso de los años no será más que un lienzo maltrecho y mal pintado que no tendrá valor alguno. Pero bueno, todo parece indicar que el apoyo de dicho personaje a Saúl en las elecciones de hace un año le dio garantía para que en los próximos años ilustre cuanto evento se realice en el mineral, cabe señalar que cada ilustración viene acompañada de una bien remunerada paga la cual, por cierto, podría bien utilizarse en el desarrollo artístico de la región lo cual sin duda dejaría mucho mejores dividendos que los trazos torpes y sobrevalorados del personaje oriundo de Cuernavaca.

En fin, al parecer en Fresnillo y Guadalupe los de MORENA no predican bajo el mando de su líder supremo y son más “Fifis” que “Chairos” si es que de alguna forma se les puede etiquetar.

Nos leemos en unos días.

Por cierto, mi carro sigue en venta ¿algún interesado?


Rolando Cantú|CHARCO _ estoesccr


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *